EVALUACIÓN INSTITUCIONAL


La Evaluación Institucional es un proceso que contribuye a interpretar, cambiar y mejorar las instituciones universitarias. Por ello, debe realizarse en forma permanente y participativa, utilizando una dinámica comprometida.

La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) considera que la evaluación institucional de las universidades constituye un proceso que contempla dos fases: la autoevaluación y la evaluación externa, es decir, se involucra al menos dos organizaciones que se relacionan fundamentalmente a partir de un objetivo común: el mejoramiento de la calidad de las universidades.

La Ley de Educación Superior en su Artículo Nº 44 prevé que “las instituciones universitarias, deberán asegurar el funcionamiento de instancias internas de evaluación institucional con el objeto de analizar sus logros y dificultades en el cumplimiento de sus funciones, y sugerir medidas para su mejoramiento”.

Las evaluaciones externas estarán a cargo de CONEAU con la participación de pares académicos de reconocida competencia.
Asimismo las recomendaciones para el mejoramiento institucional que surjan de las evaluaciones tendrán carácter público.


null

  • Promueve la calidad educativa.
  • Constituye una oportunidad de mejora.
  • Estimula la práctica reflexiva.
  • Requiere el compromiso y la participación de toda la Comunidad.

    1. Proceso de autoevaluación de la institución universitaria.
    2. Acuerdo-compromiso entre la institución universitaria y CONEAU.
    3. Preparación de la evaluación externa.
    4. Desarrollo de las actividades del Comité de Pares Evaluadores.
    5. Redacción por CONEAU de la versión preliminar del Informe Final y su presentación al Rector.
    6. Observaciones del Rector y su consideración por CONEAU.
    7. Aprobación del informe final, publicación y difusión del mismo con los comentarios del Rector.

  • Brinda visibilidad a la Universidad de todas las acciones de docencia, investigación y extensión que se llevan a cabo.
  • Otorga información objetiva de las fortalezas y debilidades de la Universidad para elaborar planes de mejora.
  • Aumentan los canales de autoevaluación institucional.
  • Se toman decisiones más rápidamente dado el mayor autoconocimiento de cada área.
  • Reafirma el compromiso institucional con la calidad.
  • Valida el Plan Estratégico en función de una evaluación externa brindada por la Comisión Nacional de Acreditación y Evaluación Universitaria
    (CONEAU).